Sitios de urgencias a evitar

Madrid es una ciudad con una amplia oferta de clínicas veterinarias, sin embargo, en cuanto a urgencias la oferta se reduce enormemente. En muchos caso, porque los veterinarios más pequeños no tienen los medios o el personal para atenderlas, y en otros, porque varios veterinarios se juntan para ofrecer este servicio.

centroveterinariodeurgencia

Sin embargo, en algunos centros usan a los veterinarios más jóvenes para atender este horario nocturno, o bien hay casos en los que no tienen todo el material y maquinaria necesaria para dar una solución en el acto.

Es por ello que hay que planificar una posible urgencia veterinaria en Madrid: La ciudad es demasiado grande y localizar el centro adecuado no es algo que puedas hacer cuando surge un problema.

Precio o calidad en la urgencia

No hay que dejarse engañar. Los servicios más caros intentarán justificar sus precios por la calidad de su servicio e instalaciones, pero en mi caso, he encontrado una veterinaria que tiene unos precios por debajo de la media (Eso sí, sigue siendo caro), con muy buenas opiniones de sus clientes, totalmente equipado y hasta el punto en que acudo a las consultar ordinarias también aquí.

urgencias veterinarias madrid13

Ojo, esto no significa que no puedas tener a tu veterinario de confianza pero para una urgencia ir a otro. Recuerda que no todo el mundo puede ofrecer todos los servicios habidos y por haber y hacerlo bien.

Consejos para urgencias veterinarias

Todos sabemos que las urgencias veterinarias están lejos de ser gratuitas, y más cuando hablamos de Madrid. Es por ello que después de un par de malas experiencias (Llevo más de 20 años teniendo perro) he aprendido a diferenciar lo que realmente es importante cuando te ves obligados a acudir a un centro veterinario de urgencias.

urgencias veterinarias madrid25

Ya que el momento de una urgencia es muy delicado, es muy recomendable tener siempre en mente a qué veterinario de urgencias llevarás a tu mascota en el momento en que sea necesario. Aquí doy algunas pautas para ello.

Elegir bien puede salvar a tu mascota

Ya he hablado de la planificación, debido a que hace ya casi 6 años acudí a un servicio de urgencias en el que tuve que esperar a que llegara el veterinario más de media hora. Yo pensaba que el veterinario está en el centro, pero en muchos casos no es así.

En 2015, volví a necesitar un servicio de urgencias, ya que mi perro vomitaba y estaba inmóvil. En esta ocasión, fuí a otro veterinario distinto y “casualmente” la máquina de rayos no funcionaba. Me tocó esperar al día siguiente para descubrir que se había tragado un calcetín (Claro está, haciendo una radiografía…)

Hoy en día, esto ya no me va a pasar. Ya he encontrado mi veterinario de urgencias totalmente equipado, y su dirección la tengo en la agenda del móvil por si acaso. Tú tendrás que elegir al tuyo

"Clínica de urgencias veterinarias en Madrid: ¿Qué deben tener?"